Ya hemos hablado de Médicos sin Fronteras y su Campaña Amigos de Malik

Ahora podemos compartir con vosotros la buena noticia: Malik llegó al mundo el pasado 19 de febrero en Tsholotsho, Zimbabue. Ha pesado 2 kilos 800 y él y su madre están bien.

Malik es un símbolo pero hemos querido contártelo como si fuera real, como si fuera uno de los niños nacidos en la maternidad del proyecto para pacientes de VIH/sida de Médicos Sin Fronteras en Tsholotsho.

Ha sido un parto normal, aunque con unas características especiales: Malik está recibiendo tratamiento con antirretrovirales (ARV) porque su madre es VIH-positiva y hay que impedir que le transmita el virus. Ella hace meses que también recibe ARV: es el tratamiento de prevención de la transmisión del virus de madre a hijo (PTMH).

Dentro de pocas semanas podremos hacerle a Malik la prueba del VIH, pero somos optimistas: la PTMH reduce casi a cero la transmisión del virus. Si todo va bien y es VIH-negativo, Malik no tendrá que recibir más antirretrovirales.

Malik es el símbolo de que la lucha contra el sida puede triunfar. Miles de niños nacen cada año libres del VIH porque sus madres han recibido tratamiento. Entre 2009 y 2011, se han evitado 410.000 nuevas infecciones en niños gracias a la profilaxis antirretroviral administrada a mujeres VIH-positivas embarazadas.

Seguir leyendo

y otra buena noticia:

A finales del año pasado os pedimos que les mandarais vuestras palabras de ánimo y apoyo a las mujeres embarazadas VIH-positivas de Tsholotsho, Zimbabue.

La respuesta ha sido impresionante: ¡hemos recibido más de 4000 mensajes online y a través de correo postal!

¿Queréis saber cómo los han recibido? ¡No os perdáis este vídeo!

MSF trabaja en Tsholotsho desde el 2004, proporcionando tratamiento para la prevención de la transmisión del virus del sida de madre a hijo, haciendo posible que más de 10.000 niños nazcan sanos cada año.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0