Mujeres para la Salud mostramos nuestra más sincera repulsa a la sentencia que el pasado jueves 31 de octubre emitió la Audiencia de Barcelona sobre los violadores de Manresa, que condena a cinco de los seis acusados a apenas entre 10 y 12 años de cárcel por abuso sexual y abuso sexual continuado. Abuso, no agresión, no violación, cuando estos hijos del patriarcado violaron en grupo a una adolescente de 14 años en una fábrica abandonada de la localidad catalana. La razón esgrimida por la sección 22 de la Audiencia de Barcelona para no proceder a una condena por agresión sexual es que la joven estaba en estado de inconsciencia después de haber consumido alcohol y drogas (marihuana) y que por lo tanto los violadores no tuvieron que usar violencia ni intimidación, si bien ella relata en su denuncia cómo dos de los violadores llevaban una pistola. Una vez más, una falta de credibilidad que desprotege a la víctima para proteger a sus verdugos.

Tantas preguntas se nos vienen a la cabeza…

¿Qué les pasa a los hombres que disfrutan de violar a una joven menor de edad en estado de semiinconsciencia? ¿Cómo los/as jueces no ven más allá de sus perjuicios y no ven un delito grave en este tipo de aberraciones?, ¿pensarían igual, hablarían igual si fuesen sus propias hijas las violadas? ¿Dónde está la reforma del Código Penal que tanto se cacareó después de la sentencia de Pamplona? ¿Por qué los asuntos que atañen directamente a las mujeres se retrasan, aunque estas se jueguen la vida mientras esperan?

En repulsa de esta sentencia, que seguro que a todas y todos nos evoca a la primera sentencia de la llamada Manada de Pamplona, Mujeres para la Salud nos sumamos a las organizaciones convocantes de la concentración contra la sentencia de estos violadores. La concentración madrileña tendrá lugar el lunes 4 de noviembre a las 19 horas frente al Ministerio de Justicia, en el número 45 de la calle San Bernardo. La concentración usará el hashtag #BastaYaDeJusticiaPatriarcal y el lema “No es abuso, es violación”. Si quieres conocer la convocatoria en otras ciudades, puedes hacerlo en este hilo de Twitter de la Plataforma Feminista 7N, que convoca las movilizaciones.

Las organizaciones feministas recordamos que la reforma del Código Penal que se anunció tras la polémica sentencia de La Manada que condenaba por abuso y no por violación a los cinco sevillanos sigue pendiente. La realidad es que si no hay un consentimiento explícito, se trata de una violación, y si el consentimiento no es libre y consciente, es porque hay violencia o intimidación, y el sistema judicial debería adaptarse, en su totalidad, a esta verdad, que deberían adquirir como un mantra.

¿Qué pedimos las organizaciones feministas convocantes de las concentraciones?

  1. La modificación urgente del Código Penal y la aplicación del artículo 35 del Convenio de Estambul, porque sin consentimiento explícito lo demás es violación.
  2. Que las mujeres que logran acceder con pruebas a un juzgado no queden expuestas a interpretaciones anti-igualitarias del derecho a la libertad sexual y que no sufran una revictimización y una violencia institucional, tal como está en la práctica sucediendo actualmente.
  3. Que España cumpla los compromisos internacionales que ha suscrito, como el Convenio de Estambul y las resoluciones del Comité CEDAW Sombra de Naciones Unidas.
  4. Trabajar por una educación afectivo – sexual con valores de igualdad y de placer mutuo que contrarreste la industria pornográfica que trivializa y normaliza la violencia hacia las mujeres.
  5. Que exista una justicia con perspectiva de género que emane del pueblo, de una sociedad compuesta a partes iguales por hombres y mujeres con los mismos derechos y expectativas vitales, una justicia que proteja a las víctimas y criminalice a los verdugos sin procedimientos ni sentencias en las que impere el machismo y el patriarcado.

Si quieres saber más sobre nuestros motivos para convocar la concentración contra la sentencia de los violadores de Manresa, te dejamos a continuación el comunicado emitido por la Plataforma Feminista 7N, artífice de la convocatoria:

CONTRA LA CULTURA DE BANALIZACIÓN DE LA VIOLACIÓN CONTRA LA JUSTICIA PATRIARCAL #BastaYaDeJusticiaPatriarcal #NoEsAbusoEsViolación

Asociaciones del Movimiento Feminista y gente no asociada nos volvemos a concentrar, hoy 4 de noviembre de 2019, frente al Ministerio de Justicia para mostrar nuestra repulsa ante la sentencia de la Audiencia de Barcelona que condena por Abuso Sexual y no por Violación a los autores de la violación grupal de una adolescente de 14 años en Manresa en 2016.

Desde distintas ciudades de España, volvemos a decir alto y claro “NoEsAbusoEsViolación” y “BastaYaDeJusticiaPatriarcal”.

La sección 22 de la Audiencia de Barcelona ha condenado a 5 de los 6 acusados a penas de 10 a 12 años por abuso sexual y abuso sexual continuado a una menor, pero no contempla como pedía la Fiscalía, elevar la pena a agresión sexual.

La víctima fue violada por turnos en una fábrica abandonada durante un botellón. A pesar de la brutalidad del crimen, el tribunal considera que este no puede ser tipificado como agresión sexual por estar la víctima en estado inconsciente y, por lo tanto, considerar la ausencia de violencia e intimidación.

Exigimos la modificación urgente del Código Penal y que se aplique el artículo 35 del Convenio de Estambul, porque sin consentimiento explícito lo demás es violación.

Reivindicamos que las mujeres que logran acceder con pruebas a un juzgado no queden expuestas a interpretaciones anti-igualitarias del derecho a la libertad sexual, que no sufran una re-victimización o violencia institucional.

Reclamamos que se cumplan los compromisos internacionales suscritos por España como el Convenio de Estambul o las resoluciones del Comité CEDAW de Naciones Unidas, que cierren el paso a las manadas impunes, no queremos estar atemorizadas, queremos poder desarrollar libremente nuestra personalidad y nuestras relaciones igualitarias con los demás, y eso incluye una sexualidad placentera y diversa, pero entre iguales. Cuando una mujer no dice claramente un Sí, no acepta una relación expresamente, sin miedo y sin intimidación, es un NO. Si no es sí es no y lo otro es violación.

La sexualidad de Las Manadas no es tal y, por tanto, no puede ser nuestro modelo. Es dominio y es agresión a las mujeres. Como ha reportado feminicidio.net, desde principios de 2019 hasta el 2 de agosto, fecha de la última actualización, al menos se han producido 42 agresiones sexuales múltiples, y desde el 2016 se han documentado un total de 134 agresiones sexuales múltiples.

Demandamos educación afectivo sexual con valores de igualdad y de placer mutuo, que contrarreste una industria de la pornografía que trivializa la violencia hacia las mujeres. Mas educación, menos explotación.

Exigimos una justicia con perspectiva de género, que emane del pueblo, de una sociedad compuesta a partes iguales por hombres y mujeres iguales en derechos y expectativas vitales.

¿Nos vemos en la concentración?

Share and Enjoy !

0Shares
0 0