La prevención de la violencia de género es uno de los grandes objetivos por los que luchamos en Mujeres para la Salud. Y cuando ésta se produce, el evitar que haya nuevos episodios y trabajar por que las mujeres que la sufran salgan de esa situación es también un trabajo clave para nosotras. En este sentido, estamos muy emocionadas de contaros que el Instituto Universitario de Estudios de Género de la Universidad Carlos III de Madrid, que colabora con nosotras en la Escuela ESEN, nos ha invitado a participar en la creación de un dispositivo tecnológico inteligente, un wereable, que permita mejorar la protección de las víctimas de violencia.

El proyecto que se está desarrollando se llama Empatía – CM y está liderado por el equipo UC3M4Safety, un equipo multidisciplinar compuesto por seis grupos de investigación, cinco en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y uno en la Universidad Politécnica de Madrid. El proyecto busca la protección integral de las víctimas de violencia de género mediante computación afectiva multimodal, a través del diseño de una solución tecnológica inteligente que permita mejorar la protección de las víctimas de violencia.

Este dispositivo se llamará Bindi y consiste en un sistema portable (un wereable) compuesto por dos dispositivos. Tiene una intención estética, pero también una misión de monitoreo inteligente que permita prevenir ataques sexuales o violentos contra las mujeres que lo lleven puesto. Los dispositivos se conectan de forma inalámbrica entre sí y con el teléfono móvil de la usuaria a través de Bluetooth. Bindi tendrá un botón de pánico duplicado, que puede activar la mujer cuando se enfrente a una situación de riesgo. Pero además, y esto es la principal novedad del dispositivo, tiene un conjunto de sensores de variables fisiológicas clave y de reconocimiento de voz que son capaces de detectar una emoción de pánico o de alto miedo o estrés, lo que puede ser muy útil si la mujer no puede, por el motivo que sea, pulsar el botón de pánico.

Mujeres para la Salud participamos en el proyecto como entidad experta en la atención a las mujeres víctimas de violencia. La primera participación ha sido una entrevista en profundidad del equipo con Pilar Pascual, coordinadora de nuestra asociación, en la que estuvieron hablando sobre las causas y las consecuencias de la violencia contra las mujeres. Nuestra coordinadora incidió en cómo la propia socialización de género no prepara a las mujeres para afrontar esta violencia adecuadamente, sino más bien todo lo contrario. A las mujeres no se les enseña a detectarla y rechazarla en los primeros estadios, sino a “naturalizarla”, lo que permite que se instaure y se perpetúe en las relaciones de pareja.

El objetivo de este primer encuentro fue determinar cuáles son los estímulos más apropiados para entrenar al sistema en la detección de emociones para que sea capaz de prevenir una situación de violencia de género y alertar sobre ella.

Si te interesa, te dejamos también algunos enlaces en los que puedes ampliar información:

La pulsera que puede evitar agresiones sexuales y asesinatos machistas – El País

Crean una ‘joya’ con un dispositivo interno que envía alertas a la Policía en situaciones de peligro – Antena 3 Noticias

Bindi: la pulsera y el colgante que te pueden salvar la vida – La Razón

Joyas que protegen del maltrato – El Mundo

Share and Enjoy !

0Shares
0 0