Consideramos que una educación afectivo-sexual reglada, saludable y que contemple la perspectiva de género feminista es fundamental desde los primeros estadios del sistema educativo para el correcto desarrollo de esta área tan importante para las personas. Por eso, Mujeres para la Salud hemos decidido apoyar la campaña #AsignaturaPendiente que ha lanzado la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS) con el apoyo de la conocida marca de anticonceptivos Durex.

Nos gustaría poner de manifiesto que consideramos necesaria la inclusión de la palabra “afectivo-sexual” en el nombre de los documentos de la campaña (hoy referida a una educación sexual integral) debido a su inmensa importancia y especial relevancia en este tema tan clave. Una connotación que creemos que enriquecerá la campaña.

Porque solo con una educación afectivo-sexual reglada, con objetivos bien definidos y abordada desde una perspectiva integral se hará frente a ese vacío y desinformación que trae consecuencias negativas como la contemplación del material pornográfico como modelo de sexualidad y erótica y el fomento de prácticas de riesgo que derivan en enfermedades de transmisión sexual.

El problema

Por el contrario, la educación afectivo-sexual que tenemos en la actualidad se aplica de una manera no equitativa y su impartición depende de la voluntad de los colegios, del profesorado e instituciones. Además, reproduce mitos centrados en la genitalidad y la reproducción, dejando a un lado temas tan importantes como los derechos humanos, la sexualidad, la autopercepción, la autoestima, los sentimientos…

Además, la pornografía se está convirtiendo en la educación afectivo-sexual del siglo XXI. Nunca se había consumido tanto porno desde edades tan tempranas, nunca había estado tan al alcance de las personas más jóvenes y esto trae consecuencias muy negativas. En Mujeres para la Salud estamos convencidas de que la primera de ellas es el fomento de las relaciones de pareja desiguales, en las que ellos tienen el poder y las mujeres se someten a sus requerimientos, obviando sus propios deseos. Además, son relaciones estereotipadas, desequilibradas o que perpetúan roles rígidos, y no alcanzar las expectativas establecidas por la pornografía, unido a la falta de referentes, genera frustración en las primeras relaciones.

La campaña #AsignaturaPendiente

Es fundamental que las y los adolescentes de hoy se conviertan en adultas y adultos que vivan su sexualidad de una manera saludable. Por eso, la campaña #AsignaturaPendiente pide, a través de la página web www.asignaturapendiente.org, la regulación de una asignatura que contemple las siguientes características:

  • Integral, holística y de mirada transversal. Que abarque también la salud, la fisiología, la reproducción, las ETS, el bienestar, que esté fundada en los valores, en la igualdad de género, en la diversidad sexual, en la no discriminación, la no violencia y el consentimiento.
  • Positiva. Que suponga un espacio de libertad y confianza libre de estereotipos y basado en la diversidad, y que se base en las relaciones horizontales, éticas y placenteras, realizada desde la promoción de la salud y no desde la prevención de riesgos.
  • Que continúe a lo largo del tiempo, siendo una educación asegurada en las diferentes etapas y contemplando el abordaje de diferentes temas adaptados a los distintos grupos de edad.
  • De implantación obligatoria, para que de esta manera se garantice que sea integral, de calidad y consistente.
  • De asistencia voluntaria, para respetar los valores y creencias del alumnado.
  • Consensuada, independientemente de la Comunidad Autónoma en la que se imparta, y que cuente con unos estándares y métodos de evaluación homogéneos.
  • Que prepare al alumnado para la vida, capacitándoles para tomar decisiones críticas e informadas, para lo que es necesario que sea una asignatura que escuche sus preocupaciones.
  • Que esté basada en los derechos humanos internacionalmente aceptados y que informe y promueva nuestros derechos sexuales y reproductivos

¿Y por qué ahora?

La campaña #AsignaturaPendiente pide que la educación afectivo-sexual esté presente en la agenda política y se aborde omitiendo cualquier tipo de connotaciones ideológicas. Es fundamental que la iniciativa del pasado 15 de febrero del Consejo de Ministros, que aprobó el Proyecto de Ley de Educación que adoptaba la educación sexual, emocional y en valores como principio inspirador del sistema educativo español, no caiga en saco vacío ante la próxima disolución de las Cámaras del próximo 5 de marzo.

Por eso, el movimiento #AsignaturaPendiente persigue el diálogo con las diferentes formaciones políticas, con el objetivo de hacerles conscientes de que una gran parte de la ciudadanía está demandando una educación afectivo-sexual integral, así como de la necesidad de incluirla en la agenda política y en campaña electoral.

¿Quieres participar?

Si tú también quieres participar en la campaña #AsignaturaPendiente, puedes contar cómo ha sido tu educación sexual con el hashtag #MiEducaciónSexual. Puedes compartir tu experiencia con nosotras en Facebook, Twitter, Instagram, o dejarnos un comentario a este artículo. También puedes hacerlo en las redes sociales de la campaña (@la_asignatura en Twitter e Instagram), pero en ese caso ¡no olvides etiquetar a @saludymujeres para que podamos leerte! ¡Anímate!

Share and Enjoy !

0Shares
0 0