Mujeres para la Salud, de la mano de Pilar Pascual Pastor, coordinadora de la asociación, hemos estado en el programa Si no puedo bailar de Radio 3. Este programa se define como “el programa de feminismos de Radio 3” y en esta ocasión hablan de las realidades de las mujeres en torno a la menstruación y la ginecología.

Porque ya es hora de sacar al espacio público estos procesos salpicados por el patriarcado, que nos ha enseñado a las mujeres a llevarlos de una manera privada, en el interior del hogar, y de la forma más aséptica e inodora posible. Pero es necesario concebir estos procesos desde una perspectiva más liberadora, ¿no crees?

Con ese objetivo, Pilar Pascual ha ido al programa Si no puedo bailar de Radio 3, en el que ha hablado sobre el informe Los servicios de ginecología que deseamos las mujeres basado en la encuesta que realizamos en 2017 a más de 2.000 mujeres y que responde al objetivo de Mujeres para al Salud de mejorar la salud de las mujeres en todos los sentidos. Para ello, como expone Pilar Pascual en el programa, “elegimos un tema y estamos durante todo ese año trabajando sobre él. Una de las acciones que hacemos es una encuesta a mujeres, porque curiosamente todo lo que está relacionado con la salud está diseñado sin tener en cuenta la voz de ellas”. En este informe, reflejamos cómo se sienten las mujeres en las consultas de ginecología y qué les gustaría cambiar.

Te invitamos a escuchar este programa. Pilar está a partir del minuto 32:46, pero si te animas escúchalo todo porque es realmente interesante. Nosotras reflexionamos en torno a cuestiones como por qué la mitad de las mujeres que respondieron la encuesta dijeron que se habían sentido violentadas en la consulta de ginecología, o por qué nos quejamos de recibir un trato paternalista y jerárquico en el que no se tienen en cuenta nuestras necesidades.

Además, no se nos informa de las consecuencias negativas que determinados procesos y/o tratamientos pueden tener sobre nuestra salud física y mental. Un ejemplo es la costumbre del Sistema Nacional de Salud de medicalizar los procesos naturales de las mujeres como la menstruación o la menopausia, convirtiéndolos en enfermedades que necesitan fármacos, sin haber hecho investigaciones sobre las consecuencias negativas que tiene sobre la salud física y mental de las mujeres.

Esto se produce cuando se usa la píldora anticonceptiva por sistema para otros trastornos o síntomas, por ejemplo, se usa para los procesos dolorosos de la menstruación, es decir, se prescriben sin analizar la causa del dolor. Sin embargo, que la regla duela puede ser síntoma de otras cosas, como la endometriosis, una enfermedad que padecen alrededor del 3% de las mujeres, que tarda una media de diez años en ser diagnosticada y para la que los anticonceptivos no son la solución.

¿Te apetece escuchar a Pilar y el programa Si no puedo bailar de Radio 3 dedicado a la menstruación y los servicios de ginecología? Puedes hacerlo aquí: