Mujeres para la Salud trabajamos en red con otros colectivos, asociaciones y organizaciones para juntas poder amplificar nuestras veces al máximo. Hoy te invitamos a que declares junto a nosotras la emergencia feminista, en una noche, la del 20 de septiembre, en la que conquistaremos las calles, daremos luz a la oscuridad y teñiremos de violeta cada rincón de España.

Mujeres para la Salud nos unimos a cientos de movimientos, plataformas, asociaciones, organizaciones, sindicatos… a la emergencia feminista, una llamada que esperamos tendrá un seguimiento masivo y con la que ponemos de manifiesto que el terrorismo machista ya no es solo una cuestión de Estado, ya debe convertirse en un Estado de emergencia.

A continuación, te dejamos el manifiesto de la Emergencia Feminista, para que puedas leerlo:

EMERGENCIA FEMINISTA:

NI UN PASO ATRÁS

 Las organizaciones de mujeres comenzábamos este 2019 bajo el grito feminista unánime de “Ni un paso atrás”, volvíamos a reunirnos frente a los medios de comunicación para alertar de los peligros de la ultraderecha machista que se colaba en el poder y en las instituciones de mano de otras derechas de parecido cariz, haciendo peligrar la democracia y los avances en igualdad que tantos y tantos años nos han costado conquistar. Meses después contemplamos que ese retroceso en plena democracia no se ha parado, y que se están cumpliendo las amenazas políticas que hizo Vox desde que se presentó a las elecciones, contra las mujeres en general y las organizaciones sociales en particular pasando de los dichos a los hechos, para que las mujeres empiecen a pagar el tributo que siempre han exigido los regímenes dictatoriales a la mujer. Hoy, a unas horas de que volvamos a salir a la calle bajo el lema de “Emergencia Feminista” vamos a hacer otra vez un llamamiento a la sociedad y a las mujeres en particular para impedir definitivamente que se sigan despreciando nuestros derechos, nuestras vidas y la igualdad que reclamamos, porque mientras esto siga pasando no vamos a parar.

Las feministas somos bien conocedoras de que si avanza la ultraderecha pierde el pueblo, pero sobre todo perdemos las mujeres, el peaje que actualmente representan políticos de la derecha dispuestos a pagar para tener socios misóginos, negacionistas del principal y universal terrorismo de nuestros días, está teniendo un coste insoportable para la vida de las mujeres, sobre todo en España. Tampoco aceptaremos nunca como moneda política la mentira, el ataque, el insulto sobre los colectivos de las mujeres en general y de las feministas en particular. Exigimos la igualdad de derechos y el trato que nos corresponde en cumplimiento de los derechos humanos.

Negar la violencia hacia las mujeres, recogida desde 2004 en una ley modelo, es negar los más de mil asesinatos de mujeres desde que el Estado hace estadística, es decir, que más de la mitad de las mujeres asesinadas en nuestro país lo han sido por sus parejas o ex parejas. Si además se contemplan los datos de las organizaciones de mujeres contabilizados desde 1999 la cifra asciende 1.331 a día de hoy, y 120 menores asesinados por el padre o padrastro, así como 52 víctimas colaterales, es decir, aquellas o aquellos a los que matan porque estaban con la mujer.  Decir que los problemas de las mujeres son iguales a los de los hombres no solo es faltar a la verdad, si no propiciar el crimen dejando desprotegidas a quienes más lo necesitan, a las más de 160.000 mujeres que en el 2018 interpusieron denuncia por violencia de género, como negar, que tan sólo el año pasado se interpuso una denuncia cada hora por violencia sexual. Sobre todo, porque como es sabido apenas denuncian el 20% de las mujeres que soportan el terrorismo de género.

Continuaremos mostrando todas y cada una de las discriminaciones que sufrimos las mujeres, como la brecha salarial, la ausencia de poder real, los vientres de alquiler, la violencia a la infancia, la prostitución y el inacabable maltrato físico y psicológico, arreciaremos contra todos los vientos terroristas que constatemos, seguiremos llenando las calles, asistiremos a todos los debates para demostrar que el patriarcado, ahora desenmascarado, sigue siendo nuestro principal enemigo, pero sobre todo batallaremos donde haga falta para no dejar a ninguna mujer sola o desprotegida, sin el recurso necesario. Nos va la vida en ello. Y desde luego defenderemos a ultranza una auténtica democracia, no un simulacro de ella.

¿Te apuntas a venir con nosotras? En Madrid la concentración será a las 20:30 en la Puerta del Sol, pero habrá en muchas otras ciudades. En el evento de Facebook puedes consultar la lista de ciudades, y te dejamos también este mapa para que puedas verlo de una manera más gráfica:

Share and Enjoy !

0Shares
0 0