Hoy os queremos hablar de lo orgullosas que nos sentimos de una doctora en psicología que fue alumna en la segunda promoción del Posgrado en los Malestares de Género -Su prevención e impacto en la salud integral de las mujeres- de nuestra Escuela ESEN, Violeta Luque Ribelles. Violeta está empeñada en incorporar la perspectiva de género en su facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Cádiz y en su alumnado, con muy buenos resultados como podréis apreciar en este trabaja de Fin de Grado que pertenece a una de sus pupilas, Mercedes Mayo Corbacho.

El trabajo, titulado Malestares de género en mujeres cuidadoras informales de mayores dependientes, demuestra que la intervención psicológica sin perspectiva de género no funciona cuando se trata de los malestares de género de las mujeres, y para ello recurre en numerosas ocasiones a nuestra metodología, la Psicoterapia de Equidad Feminista, y a nuestro libro, La salud mental de las mujeres: la Psicoterapia de Equidad Feminista.

El objetivo de este trabajo es analizar el impacto que el rol de cuidadora, rol que recae de manera mayoritaria sobre las mujeres, produce sobre su salud mental. En concreto, parte de la pregunta ¿qué dice la investigación actual sobre la influencia que tiene la realización de cuidados informales en el desarrollo de los malestares de género en las mujeres?, y da respuesta considerando dos objetivos: uno, conocer cómo afecta el cuidado informal a la salud mental de las mujeres y, dos, identificar las intervenciones psicológicas para atender las consecuencias derivadas de los cuidados informales.

Como conclusiones, pone de relieve que las mujeres se ven obligadas a cumplir los mandatos de género que dictan que ellas deben ocuparse de los cuidados y las personas dependientes, una situación que impacta negativamente sobre su salud mental y que produce malestares de género. En cuanto a las intervenciones que tratan de paliar estos síntomas negativos, alude a que ningún programa de los que revisa durante todo el trabajo contempla una perspectiva de género feminista que considere el género, el contexto y las necesidades de cada mujer, y por lo tanto no pueden ofrecer resultados favorables y duraderos.

En cuanto al término malestares de género, término que surge de esa perspectiva de género feminista, la autoría del trabajo pone de manifiesto la dificultad de encontrarlo en publicaciones académicas tanto en español como en inglés, lo que nos da pistas también de las estructuras patriarcales arraigadas en la academia. El empleo de dicho término enriquece la investigación en la salud de las mujeres y sus posibles intervenciones, ya que este enfoque es una característica que pocas veces se tiene en cuenta en los trabajos científicos.

El trabajo propone la necesidad de indagar sobre la influencia de la socialización en el tipo de tareas que realizan las mujeres cuidadoras en comparación con los hombres. Asimismo, pone de manifiesto la necesidad de llevar a cabo un mayor número de estudios y programas de intervención con perspectiva feminista que tengan en cuenta factores psicosociales como el género, en la línea de lo que hacemos en la Psicoterapia de Equidad Feminista, y que este enfoque se tenga en cuenta en todas las intervenciones dirigidas a grupos de mujeres con problemas derivados de la estructura de la sociedad patriarcal. Así, es ineludible que existan diversas investigaciones y programas que incluyan la perspectiva de género y que las y los profesionales que atienden a las mujeres posean una formación especializada en género con el objetivo de ofrecer un servicio de calidad.

Como conclusión, el cuidado y su adjudicación social no debe entender de géneros, y es necesario reivindicar la importancia de la corresponsabilidad, ya que en situaciones de dependencia es la mujer la que mayoritariamente acaba siendo sobrecargada de trabajo (Pascual, 2014). Es necesario, por tanto, que los y las profesionales tengan en cuenta estas desigualdades al abordar los malestares que pueden surgir a partir de esa sobrecarga, además de incluir un enfoque feminista en sus intervenciones y atender a las experiencias y necesidades de cada mujer.

 

Te invitamos a leer este TFG, puedes hacerlo aquí:

 

Haz cliz aquí para leerlo

 

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0