Caminata_nocturna.jpg

Todas las mujeres crecemos sabiendo que la calle puede llegar a ser un lugar hostil y de riesgo para nosotras. Sabemos que podemos sufrir violencia a mano de los hombres, por el hecho de ser mujeres, desde piropos obscenos, hasta violaciones o asesinatos.

Todas las mujeres aprendemos desde niñas a tener miedo a ir solas por la calle, a evitar determonadas zonas, a evitar la noche, a cambiar de acera ante grupos dehombres, a ir acompañadas, a no sentirnos seguras… Y esto es violencia estructural de género.


Share and Enjoy !

0Shares
0 0