Nuestra querida Amelia Tiganus, profesora de la Escuela ESEN y activista enérgica por la abolición de la prostitución acaba de editar un comic sobre su vida dentro del sistema prostitucional al que le derivó la violencia de género que sufrió cuando era una joven.

Esta iniciativa quiere ir más allá  y crear una plataforma de concienciación, sensibilización y prevención para acabar con el sistema prostitucional y al violencia contra las mujeres.

Puedes ver todo este proyecto que Mujeres para la Salud apoya y que nos gustaría que compartieses con todos tus contactos para que llegue a todas partes.

AMELIA. HISTORIA DE UNA LUCHA

Bienvenida y bienvenido a nuestra pequeña “ventana”, un lugar desde el que asomarse y ver la realidad de miles de niñas y mujeres que diariamente son empujadas a las redes de trata de personas, siendo esclavizadas al servicio de proxenetas y puteros, que no dudan en utilizar todos sus medios con tal de extraer el máximo rendimiento posible de los cuerpos y vidas que manejan a su antojo.

Durante las dos últimas décadas, debido a la globalización y el rearme del patriarcado ante los avances del feminismo, se ha producido un incremento del comercio sexual ligado a la trata de personas con fines de explotación de las mismas. Como consecuencia de esta realidad, consideramos necesario incidir en la sensibilización social sobre el problema de la prostitución, sinónimo de esclavitud sexual. Y es que, sin importar el lugar en el que se produzca, el daño que causa en los cuerpos y en las vidas de las mujeres obligadas a venderse como esclavas sexuales es idéntico.

Además, la existencia del sistema prostitucional es un obstáculo fundamental para conseguir la igualdad entre mujeres y hombres y, con ello, una sociedad democrática.

Porque la justicia social no está en manos de una o unas pocas personas. Porque siempre -y en estos tiempos más que nunca- es necesaria la colaboración y el trabajo en equipo. Ahora la continuación de este proyecto os pertenece y ojalá entre todas lo podamos convertir en realidad.

Vuestras aportaciones no solo servirán para que el cómic llegue a ser una realidad material y una herramienta de sensibilización y formación sino también para seguir construyendo un mundo más justo a través del trabajo de continuidad.

Los derechos de autora de las guionistas irán destinados de manera integral a la Asociación Emargi. Emargi significa Mujer de Luz en euskera y con este nombre empezamos a caminar hace poquito con la intención firme de trabajar en red con otras asociaciones, sensibilizar y formar al público en general, adolescentes, madres y padres, asociaciones vecinales; y también a personal técnico (sanidad, servicios sociales, MMCC, etc.); hacer incidencia política y también de acompañar a las mujeres en situación de prostitución desde una perspectiva integral, no asistencialista y sí FEMINISTA.

En palabras de Amelia:
Estoy feliz aunque el cómic me conmueve. Es la primera vez que puedo verme por fuera y sentir compasión hacia esa niña y esa joven de 18 años que persiguió su sueño de libertad que no llegó hasta muchos años después, con el feminismo. Por mí, por todas nosotras y por las niñas. Por la abolición de la prostitución. Por una sociedad feminista.

Aquí puedes acceder a la presentación del proyecto y formar parte de él difundiendo y/o colaborando. Gracias de todo corazón ♥️ Amelia, historia de una lucha

Share and Enjoy !

0Shares
0 0