¿Por qué son las mujeres quienes tienen que decir ¡NO! y ellos quienes pueden no escucharlo? parece una pregunta con respuesta obvia. De hecho, mientras realizábamos esta investigación, observamos expresiones de asombro y algunas respuestas automáticas: «hombres y mujeres somos víctimas
del sistema patriarcal», «por la educación diferenciada», «porque hombres y mujeres tienen distintas necesidades sexuales, ellos más», «los medios de comunicación tienen mucha responsabilidad», «no hemos avanzado nada…», «agresiones aquí casi no se dan, son las chicas que se lían mucho y no saben controlar»…

Las agresiones sexuales son un delito y aparecen tipificadas como tal en el Código Penal vigente. Pero a pesar de que legalmente son una violación de la libertad sexual, en el imaginario cultural de mujeres y hombres tienen más de una interpretación y muchos matices.

Estudio realizado por Sortzen para el Gobierno Vasco, se centra en el análisis del discurso sobre las agresiones sexuales contra las mujeres, y de los sistemas de prevención y atención a quiénes los sufren, existentes en la Comunidad Autónoma de Esuskadi (CAE), visibilizando estas formas de violencia sexista, con un objeto claro: contribuir a su desestructuración para eliminarlas de nuestras vidas lo más pronto posible.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0