Me llamo Cristina Bueno, trabajo en la parte de recepción y administración del Espacio de Salud Entre Nosotras y de la Escuela ESEN.

Comencé a trabajar en 2016 en Mujeres para la Salud, marcando un antes y un después en mi vida en lo que se refiere a ser mujer y los aspectos que nos condicionan y nos afectan por el hecho de serlo. En el Espacio de Salud Entre Nosotras vivo, en el día a día, una cultura feminista real, no solo teórica. Es un gran privilegio poder estar rodeada de compañeras que viven su empoderamiento y su reconocimiento como mujeres feministas.

En mis anteriores trabajos no se respiraba este ambiente y no era tan consciente como ahora de la realidad que supone vivir bajo un patriarcado tan aplastante.

Me gratifica poder, en la parte que me toca, tener contacto con mujeres, ya sea telefónicamente o de forma presencial en el centro, informarlas de las tareas que realizamos, a veces escucharlas e intentar transmitirles un halo de esperanza… Que hay salida, que pueden repensarse con las psicólogas y las demás mujeres y tener una nueva vida, renovada, con esperanza, ya que aquí adquieren las herramientas para llevarlo a cabo.

He podido ser espectadora, en primera fila, de esta renovación. Cuando las mujeres llegan al centro les rodea una sombra gris, que va desapareciendo a medida que avanzan en su proceso y que se convierte en luz y poder cuando finalizan el mismo.

Y en cuanto a mi trabajo en la Escuela ESEN, me encanta atender a profesoras, mujeres muy competentes y comprometidas, y a las alumnas, valoro su esfuerzo por querer hacer de éste un mundo de igualdad.

En cuanto a mis funciones a realizar, es todo lo que comprende a la administración, y en aportar mi granito de arena para que el ambiente sea el más cálido y acogedor posible para todas las mujeres que se acercan a Mujeres para la Salud.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0