Poner mis conocimientos al servicio de un planteamiento de vida en el que creo férreamente. Es lo que significa para mí trabajar en la Asociación Mujeres para la Salud, una entidad en la que cuanto más te adentras, cuanto más conoces, más te convences de la importancia del papel que juega en la vida de tantas mujeres.

Trabajar en Mujeres para la Salud es mucho más que un trabajo: es un planteamiento vital. Implica conocer el tesoro que guardan las puertas del número 118 de la Avenida de Alfonso XIII y supone una auténtica revolución en la forma de vivir de todas las profesionales de la asociación.

Al trabajar en el equipo de Comunicación, mi principal cometido es empaparme a fondo de la filosofía de Mujeres para la Salud, de la Psicoterapia de Equidad Feminista y de todo el trabajo realizado durante tantos años para así poder trasladar al exterior, como técnica del equipo, todo ese entramado de conocimientos, teorías y prácticas. Desde el primer día, el esfuerzo de mis compañeras por trasladarme los conocimientos adquiridos durante todos los años de existencia de esta entidad es notable.

Inevitablemente, conocerlo supuso para mí una auténtica revolución tanto en el terreno personal como en el profesional. Ya antes me había acercado a las teorías feministas pero había sido siempre desde un punto de vista más teórico y con cierto alejamiento (que ahora observo propio de las mujeres de mi edad y procedencia) que me impedía ver claramente cómo el machismo afectaba a mi vida. Creía en la necesidad del feminismo pero no era consciente del impacto que el feminismo iba a producir sobre mí.

En el equipo de Comunicación me nutro de las enseñanzas de las grandes profesionales con las que formo equipo y pongo a disposición de la asociación mis conocimientos técnicos sobre la comunicación y el marketing digital. Una de las cosas que más me gusta de mi trabajo es precisamente esta formación continua que supone trabajar codo con codo con las personas que han desarrollado todo el tesoro que guarda esta entidad.

Entre las funciones que desarrollo en Mujeres para la Salud figuran la gestión diaria de las redes sociales y todos los canales de comunicación en los que tiene presencia la asociación, gestiono las webs, especialmente en la parte técnica, he diseñado y desarrollado este sitio web, diseño los materiales de comunicación y publicitarios en su formato impreso y digital, participo en la creación y diseño de las acciones de marketing que emprendemos, creo materiales audiovisuales con los que difundir los proyectos y la filosofía de la asociación… Y, por supuesto, todas estas labores las realizo dentro del equipo de Comunicación, en el que la perspectiva y las competencias de cada una de nosotras adquieren una importancia esencial para el resultado final.

Durante toda mi vida he sentido grandes inclinaciones por la comunicación, en especial la destinada a difundir valores y a sensibilizar para lograr los cambios sociales necesarios. Siempre he sido una ávida lectora y he escrito desde que tengo uso de razón (fundamentalmente textos personales) y creo que la comunicación es una de las grandes herramientas transformadoras de la sociedad. Me licencié en Comunicación Audiovisual y continué formándome con dos másteres en fotografía y periodismo de agencia (un título propio de la Universidad Rey Juan Carlos y la Agencia EFE), además de un posgrado oficial en Comunicación y Marketing Digital que obtuve cum laude por la Universitat Pompèu Fabra. Desarrollo mis inquietudes artísticas junto a la asociación de mujeres artistas y feministas EmPoderArte, desde la que realizamos exposiciones multidisciplinares con el fin de concienciar y sensibilizar frente a todas las formas de violencia contra las mujeres y de la que actualmente soy vicepresidenta.