Una mujer tiene que trabajar 82 días más que un hombre para cobrar lo mismo.

«La desigualdad crece año a año. Si en 2009 una mujer tenía que trabajar 80 días más que un hombre para cobrar lo mismo por idéntico trabajo; cuatro años después, las mujeres necesitan dos días más para percibir la misma retribución, según un informe presentado por UGT con motivo del Día Internacional por la Igualdad Salarial.»[[[Artículo publicado en el Huffington Post->]]]

Como explican en la web de Generando Ciudadanía , a falta de dos semanas para que se conmemore el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en esta jornada las cifras vuelven a poner de manifiesto las desigualdades de género, a pesar del avance de los últimos años.

Señalar este día en la agenda internacional, nos ayuda a tomar conciencia de esta realidad: Hoy se conoce que el paro, el empleo a tiempo parcial, los contratos temporales, etc., tienen rostro de mujer. Cuando son asalariadas por cuenta ajena, sus currículums y experiencia suelen verse marginadas ya que el salario que perciben por el mismo puesto de trabajo y con la misma cualificación profesional, es inferior al de los hombres. Las mujeres siguen cobrando menos que los hombres sea cual sea su ocupación, su formación, su jornada laboral. En los niveles de ingresos más bajos, las diferencias salariales son aún mayores.

images-1-8b303.jpg

(…) La falta de corresponsabilidad en las tareas domésticas y en el cuidado de la familia sigue siendo un factor que condiciona la carrera profesional las mujeres.
Mientras las mujeres sigan realizando la mayor parte del trabajo doméstico, entendido en sentido amplio, mientras sean ellas quienes se acojan a la jornada laboral reducida al tener hijas/os, mientras la obligación y la responsabilidad del cuidado de las personas mayores de nuestro entorno familiar sea suya, el poder adquisitivo de las mujeres seguirá siendo inferior al de los hombres.

Esta situación, unida a la perpetuación de estereotipos culturales, influyen en que las mujeres sufran más la precariedad laboral, teniendo que reducir sus jornadas de trabajo para poder conciliar la vida familiar con la laboral, con contratos a tiempo parcial o abandonando el mercado de trabajo.

Además, como denuncia el Informe sobre desigualdades salariales de UGT las políticas de recorte acentúan la desigualdad salarial y social entre mujeres y hombres.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0