Talleres terapéuticos

Una vez concluido el primer paso de nuestra intervención psicológica, las sesiones de Terapia Individual, cada psicóloga planifica el Itinerario Individual aconsejado para cada mujer e incluye lños talleres terapeuticos de grupo que mejor se adapten a los objetivos de cada mujer.

En nuestros Talleres terapéuticos, partimos de la problemática específica que presenta cada mujer y después la generalizamos, haciendo el análisis social de cada tema, para lograr que las participantes tomen conciencia de la discriminación entre mujeres y hombres, a partir de la educación diferenciada. Aunque la propuesta de trabajo es grupal, el seguimiento de cada participante es totalmente individual. Cada taller se compone de una sesión semanal de dos horas en nuestro centro donde se plantean los contenidos de trabajo. Después cada mujer se compromete a reflexionar a solas, en casa en algún momento de la semana, sobre todo lo visto en la sesión presencial, a través de tareas escritas y ejercicios prácticos de todo tipo.

Existen los siguientes Talleres Terapéuticos de Grupo:

Taller de Depresión de Género

La Depresión de Género es el nombre que le hemos puesto a un conjunto de malestares que tenemos a veces las mujeres, cuyos síntomas coinciden con los síntomas de una depresión, pero las causas en nuestro caso se deben a la educación recibida y a los diferentes roles sociales, familiares que nos vemos obligadas a desempeñar en las distintas etapas de la vida:
- Cuando experimentamos sentimientos de soledad, vacío y desilusión en nuestra vida cotidiana sin saber por qué.
- Cuando somos jóvenes y no sabemos cómo afrontar dificultades familiares, laborales y relaciones afectivas y sexuales.
- Al convivir en pareja y sentirnos agobiadas por el exceso de responsabilidades familiares, con poca implicación y/o poco afecto por parte de nuestras parejas.
- Al experimentar sentimientos de soledad, desilusión y vacío, cuando nuestr@s hij@s crecen y hacen su propia vida.
- Cuando hemos dedicado nuestro tiempo a nuestra carrera profesional, hemos tenido éxito pero vivimos como una pérdida no tener una pareja estable, y/o no ser madres.ç

Existen cuatro modalidades de taller de depresión de género según la edad de las mujeres y sobre todo su momento y situación de vida:
- Mujer joven (entre 18 y 30 años sin construcción de vida independiente)
- Mujer de mediana edad (con pareja e hij@s menores dependientes)
- Mujer madura (con pareja, con hij@s independientes)
- Mujer madura independiente (sin pareja, sin hij@s)

Con estos talleres entenderemos porque nos sentimos atrapadas en la telaraña del cuidado a los demás, para desarrollar alternativas de una vida más autónoma y satisfactoria, construyendo un proyecto de vida personal, centrado en el autoconocimiento y en el autocuidado de nosotras mismas.

Taller de Separación de Pareja

La ruptura de una pareja es un momento muy complejo para la mayoría de las mujeres, no sólo porque cambia el escenario de nuestra vida y nos tenemos que adaptar, desarrollando habilidades que desconocíamos en nosotras mismas, sino porque tenemos que cambiar nuestras prioridades y expectativas de vida, y sobre todo aprender a “desengancharnos” de estas personas que han compartido con nosotras tantos años. Y todo esto, metidas en un cóctel de emociones cambiantes como la frustración, la ira, la rabia, la tristeza, la pena, la culpa, el odio… Y, lo más sorprendente, es que esto nos pasa tanto a las mujeres que hemos tenido que aceptar una decisión que no queríamos, como a mujeres que habiendo tomado la decisión de la ruptura tienen profundos sentimientos de culpa o pena por su expareja que las impiden realmente retomar su nueva vida de independencia. En algunas ocasiones, cuando la pareja tiene hijas/os, la situación se puede agravar, puesto que tanto en el caso de que tengamos la custodia como en el caso de no tenerla se suelen ocasionar múltiples dificultades para las mujeres. Una de ellas es que algunos hombres, a pesar de ser ellos los que tomaron la decisión de la separación, siguen intentando controlar a sus exparejas a través de las/os hijos/as, mediante chantaje emocional, o con el dinero, o manipulándoles, en una palabra impidiéndolas tener su tiempo personal y su autonomía. Otra dificultad que compartimos muchas mujeres, en este momento, es no saber enfrentarnos a la educación de los/as hijo/as, no sabemos ponerles límites, anteponemos sus necesidades por un sentimiento de culpabilidad por hacerles pasar por esta situación, independientemente de que sea mejor para ellas/os.

En el Taller de Separación compartirás todas estas dificultades con mujeres que están viviendo, también como tú, este momento de vida. Analizando las relaciones de pareja, desmontando los mitos acerca del amor y de la familia, del rol de las mujeres emparejadas, y de madres. Reevaluando y entendiendo que era la mejor opción para nosotras y nuestros/as hijos/as. Deduciendo el significado de la manipulación y el chantaje emocional, y sobre todo creyendo en nosotras mismas en nuestras capacidades de superación y cambio.

Taller para mujeres con relaciones de violencia de pareja

Desde que somos niñas vamos creciendo con el objetivo vital de enamorarnos y emparejarnos. Nos vamos creyendo todos los mitos que rodean la idea de amor y de felicidad que obtienen las mujeres cuando tienen un hombre a su lado. Al mismo tiempo vamos asumiendo el papel que se nos adjudica socialmente y, que ni tan siquiera en la actualidad, es igual para las mujeres y los hombres. Las mujeres seguimos siendo las que estamos en un segundo lugar, las que mayoritariamente seguimos ocupándonos de los demás y renunciando a nuestros proyectos autónomos de vida, precisamente el momento de emparejarnos y/o formar una familia es una de nuestras encrucijadas.

Casi todas las mujeres tenemos conflictos con nuestros compañeros porque la educación diferencial que ambos recibimos así nos predispone. Muchas de nosotras vamos solucionando, más o menos, satisfactoriamente estas dificultades pero algunas no sólo no podemos solucionarlas sino que nos vamos metiendo en una espiral cada vez más difícil de desenmarañar porque van acompañadas de mucha tensión, porque nos vemos obligadas a hacer cosas que no queremos por evitar más conflictos… Algunos hombres consideran que sus compañeras “son suyas” y que ellas tienen que ser y hacer lo que ellos desean. La autoestima de este tipo de hombres (su hombría) está relacionada con el poder que sienten al controlar a sus parejas, pero si estas se revelan a este poder entonces justifican el uso de la violencia.

Cuando hablamos de maltrato o violencia hacia las mujeres dentro del ámbito de la pareja, tendemos a pensar en la violencia física. Sin embargo, es muy difícil que una relación de pareja se construya, desde el comienzo, sobre las agresiones físicas: primero hay que “preparar el terreno”. Antes, se producen una serie de comportamientos interactivos dentro de la pareja, que son muy difíciles de percibir como violencias, pero que son la esencia de la misma, su “caldo de cultivo”. Este tipo de comportamientos intentan perpetuar la división de roles y mantener el dominio y la superioridad del hombre sobre la mujer, se resisten al desarrollo de la autonomía de la mujer, al aumento de su poder personal o interpersonal. Estos comportamientos van desde mantener los roles de género en el hogar totalmente delimitados (con independencia de que la mujer trabaje fuera del hogar), a no tener en cuenta las opiniones de ella en temas familiares, a controlar el dinero, a culpar a la mujer por todo lo que ocurre dentro de ámbito familiar, a hacerla dudar de sus capacidades, hasta las descalificaciones, insultos, o faltas de respeto y humillaciones... Al conjunto de todos estos comportamientos se les denomina maltrato o violencia psicológica y siempre preceden al maltrato o violencia física. Sólo cuando la primera deja de funcionar (como un mecanismo de control) se pone en marcha la segunda y se suma a la primera. Someter a una mujer, día tras día, a la violencia psicológica consigue provocar en ella inhibición, desconfianza en sí misma, y disminución de su autoestima, además de sentimientos de desvalimiento, confusión, culpa y dudas.

Si te sientes así porque estás viviendo este momento o has vivido una relación de este tipo es importante que hagas algo porque la tela de araña cada vez es más grande y más complicada de enfrentar.

En el Taller para mujeres con relaciones de violencia de pareja podrás compartir tus dificultades con otras mujeres que están en tu misma situación. Entre todas podremos comprender lo que nos pasa, desmontar todas las ideas que me atan, desentrañar todas nuestras culpas, y entender la diferencia entre aquello que te perpetua en la situación de maltrato, y aquello que te va a ayudar a salir, por ti misma, y con el apoyo y la seguridad de todo el grupo de mujeres.

Taller para superar los abusos sexuales en la infancia

Si a lo largo de tu vida sientes has ido arrastrando problemas y dificultades relacionadas con algunos de estos aspectos:

- En tu relación con los demás: te sientes insegura, no confías en ell@s, tienes dificultad para conectarte con l@s demás, y/o sientes frustración, miedo a que te traicionen, a que te abandonen, insatisfacción, miedo al afecto,…
- En tu relación contigo misma: no te sientes segura, no confías en tus decisiones, sientes que no puedes controlar tu vida. Con sentimientos de ansiedad, confusión, parálisis. O te sueles desvalorizar sintiéndote culpable, o sintiendo vergüenza, o a través de conductas autodestructivas, abusando de sustancias,…
- En tus relaciones de intimidad: te cuesta estar contigo misma, tienes sentimientos de vacío lo que te lleva a buscar consuelo abusando de sustancias, o del sexo. O por el contrario, tu desconfianza en los demás te impide buscar algún tipo de satisfacción compartida lo que te provoca mucha frustración y miedo.

Es muy posible que en tu infancia o adolescencia vivieras experiencias de abusos sexuales o incesto, y que todavía estés traumatizada por los efectos terribles que provoca este tipo de vivencias en la mente humana (los abusos sexuales en la infancia y adolescencia son una de las violencias de género mas lesionadora de la salud mental de las personas que la padecen). Además es importante que entiendas que necesitas apoyo psicológico especializado para poder superar estos efectos tan devastadores.

En el Espacio de Salud Mujeres para la Salud podrás comprender el significado de muchas de las cosas que te pasan, o que ahora te ves obligada a hacer sin querer, podrás desculpabilizarte de todo lo que te ocurrió y responsabilizar únicamente al abusador, perdonar a la niña que fuiste y sobretodo podrás ser una sobreviviente capaz de superar el pasado y seguir tu camino desde tu aceptación y tu fuerza de superación. Y todo este difícil recorrido lo vas a hacer acompañada por otras mujeres que vivieron experiencias parecidas y por psicólogas especialistas muy implicadas por apoyarte y por denunciar esta terrible forma de violencia de género contra las/os menores.

El trabajo con mujeres víctimas de incesto y/o abusos sexuales sufridos en la infancia ha sido uno de los ámbitos centrales de intervención psicológica en Mujeres para la Salud que mas implicación, esfuerzo, dificultad y sobre todo, más motivación ha producido en las profesionales que de forma pionera quisieron abordar este problema, hace ya más de 20 años.

Otros conceptos clave:



25 Aniversario 8 marzo Abolición prostitución Aborto Abuela Abusador sexual Abuso sexual/incesto Académia de la Lengua acoso laboral Acoso sexual Activismo Afectividad África Agenda de género Agenda Feminista Agresor Amor Amor entre mujeres Amor romántico Anorexia Ansiedad Anticoncepción Anticonceptivos Apología violencia de género Arteterapia Asertividad Asesinato de menores Asesinatos de menores por violencia machista Asociación Psicólogos Americana Asociaciones Mujeres

0 | 30 | 60 | 90 | 120 | 150 | 180 | 210 | 240 |...

Avda. Alfonso XIII nº 118 - Madrid 28016 | Tel. 91 5195678 | info@mujeresparalasalud.org | Aviso Legal | Seguir la vida del sitio RSS 2.0