4 de septiembre: Día Mundial de la salud sexual

Derechos sexuales y reproductivos para todas y todos

Lunes 4 de septiembre de 2017




El 4 de septiembre celebramos el Día Mundial de la Salud difundiendo y recordando nuestros derechos sexuales y reproductivos. Cada año, esta celebración tiene un lema en concreto y las reivindicaciones y actividades desarrolladas en torno al Día Mundial están dedicadas a un aspecto específico relacionado con la salud sexual y los derechos sexuales y reproductivos.

En concreto, este 2017 el Día Mundial de la Salud tiene como lema "Amor e Intimidad en la Salud Sexual, una posibilidad para todas las personas", un tema que va más allá de la concepción actual de “intimidad” como la cercanía sexual con otra persona para proponer la ruptura de la idea de que la sexualidad es solo tener sexo para integrar los aspectos emocionales y de la necesidad humana de vincularse. Es decir, el objetivo del Día Mundial de la Salud de este año es enfocarse en los aspectos emocionales de la sexualidad, discutirla en el contexto del amor y la intimidad como una posibilidad para todas las personas ya que el amor y la intimidad son también parte de la sexualidad y la salud sexual también se relaciona con las reacciones afectivas hacia los seres queridos.

Los derechos sexuales y reproductivos como derechos fundamentales de todas las personas

El Día Mundial de la Salud tiene como intención difundir los derechos sexuales y reproductivos que todas las personas deben poseer, independientemente de su edad, raza, religión, sexo, orientación y/o identidad sexual… Por eso, hoy traemos a colofón la Carta de los Derechos Sexuales y Reproductivos adoptada por la Federación Internacional de Planificación de la Familia, que contempla:

  1. El derecho a la vida y a una maternidad sin riesgos. Derecho a que los embarazos sean deseados y al acceso a una atención cualificada para la salud de la embarazada y del feto o del bebé. Ninguna mujer debería quedarse embarazada por falta de información o por falta de acceso a recursos anticonceptivos, ni ninguna mujer embarazada debería carecer de los cuidados que le permitan llevar un embarazo sin riesgos.
  2. Derecho a la igualdad y a la no discriminación. Nadie debe sufrir discriminación por el modo en que vive su sexualidad, lo que incluye la total libertad para elegir pareja, para expresar la propia sexualidad, para vivir libremente su orientación sexual… Y por supuesto, cualquier persona, ya sean homosexuales, bisexuales, transexuales…, tienen el mismo derecho a vivir y expresar su sexualidad.
  3. Derecho a la privacidad y la confidencialidad. Toda persona tiene derecho a la privacidad en términos de su salud o posibles enfermedades, y los profesionales de atención en salud están, por ley, obligados a mantener la confidencialidad respecto a sus pacientes. Asimismo, no será necesario el consentimiento familiar o de la pareja para recibir atención y consejos sobre la salud.
  4. Derecho a la libertad y la seguridad y derecho a decidir sobre la propia vida sexual. Toda persona es libre de decidir sobre su vida sexual, así como toda persona es libre de negarse a una relación sexual y ese derecho debe respetarse. Asimismo, no se debe forzar a una mujer a interrumpir su embarazo o a quedarse embarazada, sin que pueda ser sometida a una intervención si no ha sido informada adecuadamente y ha mostrado su consentimiento. De igual manera, se debe garantizar el acceso a la información sobre la salud sexual y reproductiva en cualquier momento y circunstancia.
  5. El derecho a la información y a la educación de la infancia, la adolescencia y la juventud. Toda persona tiene derecho al acceso a la educación y a la información no sexista y libre de estereotipos en cuanto concierne a su salud, sus derechos y sus responsabilidades en materia de sexualidad y reproducción. La información debe ser presentada de manera objetiva, crítica y pluralista.
  6. Derecho a contraer o no matrimonio y a formar y planificar una familia. Ninguna persona, independientemente de su sexo, puede ser obligada a contraer matrimonio si no lo desea. Es un derecho universal que cada persona elija tener o no pareja y la libre elección de la pareja. El matrimonio debe ser una opción libre y personal. Asimismo, el matrimonio homosexual ha de ser una opción tan legítima como el matrimonio heterosexual, sin que ello impida contemplar la diversidad familiar. Es decir, sin que ello suponga considerar el matrimonio como el único modelo de relación sobre el que establecer una familia.
  7. Derecho al acceso a la planificación familiar. Es un derecho humano disponer de recursos para el cuidado de la salud sexual y reproductiva, lo que incluye el acceso a la información y la educación sexual, a los servicios de planificación familiar y a los avances científicos en métodos de planificación familiar y en sexología. Asimismo, es un derecho que las mujeres podamos decidir tener hijos/as o no y cuándo tenerlos con total libertad y sin presiones en nuestra toma de decisiones.
  8. Derecho al acceso a servicios de atención a la salud sexual y derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. Todas las personas tienen derecho a servicios de salud sexual y reproductiva, que deben ser accesibles y gratuitos y respetar la confidencialidad, la privacidad y la dignidad de las y los pacientes. Dentro de estos servicios de atención a la salud sexual, debe garantizarse la planificación familiar, la prevención y el tratamiento de ETS, la atención general en salud y la interrupción voluntaria del embarazo en los supuestos que contempla la ley.
  9. Derecho al libre acceso a los medicamentos y los progresos científicos, especialmente en términos de enfermedades de transmisión sexual como la pandemia del VIH/SIDA
  10. Derecho a la participación ciudadana, fomentando la participación de la sociedad como garantizadora de los derechos sexuales y reproductivos mencionados para construir una ciudadanía plena y una adecuada convivencia democrática.
  11. Derecho a no ser sometido/a a torturas ni maltrato. Es un derecho universal la protección frente a la violencia, los abusos y la explotación sexual. Ninguna persona debe ser maltratada o discriminada por razón de su sexo, raza, religión, etc. Así, la violencia machista, el maltrato sexual y psicológico, las violaciones y abusos, la mutilación genital, el infanticidio femenino, la discriminación o infravaloración por razón del sexo, la privación o disminución de libertad por razón del sexo, la desigualdad de oportunidades entre sexos, etcétera, son violaciones de los derechos humanos.

La Declaración de los Derechos Sexuales de la Asociación Mundial por la Salud Sexual

Creemos conveniente también recordar la Declaración de los Derechos Sexuales de la World Association for Sexual Healthy (Asociación Mundial por la Salud Sexual, WAS por sus siglas en inglés), recogida en 2014. Esta declaración contempla que “la sexualidad es un aspecto central del ser humano presente a lo largo de su vida y abarca el sexo, las identidades y los papeles de género, lo orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción” que “contribuye a la realización personal y a la satisfacción general”.

Por tanto, es imprescindible vivir una salud sexual desde un enfoque positivo, no entendida sólo como la ausencia de salud sino como “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad”. Y para que esta salud sexual se logre, es requisito indispensable respetar y proteger los derechos sexuales de cada persona, basándose éstos en la libertad, la dignidad y la igualdad inherentes a todos los seres humanos e incluyendo un férreo compromiso en lo referente a su protección.

Así pues, la Declaración de los Derechos Sexuales de la WAS contempla:

  1. El derecho a la igualdad y a la no discriminación. Toda persona debe disfrutar de los derechos recogidos en esta declaración, con ninguna salvedad.
  2. El derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona. Estos derechos no pueden ser amenazados, limitados o retirados de forma arbitraria por razones relacionadas con la sexualidad.
  3. El derecho a la autonomía e integridad del cuerpo. Toda persona tiene el derecho de controlar y decidir libremente sobre asuntos relacionados con su cuerpo y su sexualidad, lo que requiere un consentimiento y una información previa a cualquier prueba, intervención, terapia, cirugía…
  4. Derecho a una vida libre de tortura, trato o pena crueles, inhumanos o degradantes. Tales como prácticas tradicionales dañinas, esterilización forzada, anticoncepción o aborto forzados…
  5. Derecho a una vida libre de todas las formas de violencia y de coerción, tales como violaciones, abusos sexuales, acoso sexual, bullying, explotación sexual y esclavitud, trata, pruebas de virginidad o cualquier tipo de violencia cometida por motivos de prácticas sexuales, orientación sexual, identidad, expresión de género y de diversidad corporal reales o percibidas.
  6. Derecho a la privacidad, relacionada con la sexualidad, la vida sexual y las elecciones personales con respecto al cuerpo, las relaciones sexuales consensuales y prácticas sin interferencia ni intrusión arbitrarias.
  7. Derecho al grado máximo alcanzable de salud, incluyendo la salud sexual que comprende experiencias sexuales placenteras, satisfactorias y seguras. Esto requiere de servicios de atención a la salud sexual de calidad, disponibles, accesibles y aceptables.
  8. Derecho a gozar de los adelantos científicos y de los beneficios que de ellos resulten.
  9. Derecho a la información. Toda persona debe tener acceso a información precisa y comprensible relacionada con la sexualidad, la salud sexual y los derechos sexuales y reproductivos.
  10. Derecho a la educación y derecho a la educación integral de la sexualidad, que debe ser apropiada a la edad, científicamente correcta, culturalmente competente y basada en los derechos humanos, la igualdad de género y con un enfoque positivo de la sexualidad y el placer.
  11. Derecho a contraer, formar o disolver el matrimonio y otras formas similares de relaciones basadas en la equidad y el pleno y libre consentimiento. Todas las personas tienen los mismos derechos en cuanto a contraer matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución de las relaciones, sin discriminación ni exclusión de cualquier tipo.
  12. Derecho a decidir tener hijos, el número y espaciamiento de los mismos, y a tener acceso a la información y los medios para lograrlo. Para ejercer este derecho se requiere acceder a las condiciones que influyen y determinan la salud y el bienestar, incluyendo los servicios de salud sexual y reproductiva relacionados con el embarazo. la anticoncepción, la fecundidad, la interrupción del embarazo y la adopción.
  13. Derecho a la libertad de pensamiento, opinión y expresión sobre la sexualidad y derecho a expresar su propia sexualidad a través del medio que considere y con el debido respeto al derecho de las demás personas.
  14. Derecho a la libre asociación y reunión pacíficas. Toda persona tiene el derecho a organizarse pacíficamente, a asociarse, reunirse, protestar y a defender sus ideas con respecto a la sexualidad, salud sexual y derechos sexuales.
  15. Derecho a participar en la vida pública y política. Especialmente, todas las personas tienen el derecho a participar en el desarrollo y la implementación de políticas que determinen su bienestar, incluyendo su sexualidad y salud sexual.
  16. Derecho al acceso a la justicia y a la retribución y la indemnización por violaciones a sus derechos sexuales.

La experiencia de Mujeres para la Salud respecto a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

Los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres es un tema que trabajamos ampliamente en Mujeres para la Salud. Fruto de nuestra experiencia con todas las mujeres que han pasado por nuestro centro terapéutico especializado, hemos recogido varios asuntos relacionados con estos temas en nuestra revista anual La Boletina. Estos son los números en los que hablamos del tema:

Comentar este artículo

Avda. Alfonso XIII nº 118 - Madrid 28016 | Tel. 91 5195678 | info@mujeresparalasalud.org | Aviso Legal | Seguir la vida del sitio RSS 2.0